CIUDAD DE MÉXICO.- A ocho días del cambio de gobierno en Puebla, la gobernadora electa Martha Erika Alonso afirmó que va a defender su triunfo electoral del pasado 1 de julio, porque asegura que ganó “por la buena”.

“Voy a defender hasta el último minuto mi triunfo; gané a la buena y por más de 100 mil votos”, dijo Alonso en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

La panista explicó que hoy tendrá una audiencia en Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en la que expondrá por qué está en desacuerdo con el magistrado José Luis Vargas Valdez.

En su proyecto de anulidad, Vargas “señala que no hubo compra de votos, que no se rebasaron los topes de campaña, que no hubo intervención del gobierno, que no se registró papeleria falsa, sin embargo, argumentó que pudo haber rompimiento de la cadena de custodia, porque no le gustó la bodega donde fueron resguardados los votos” detalló Alonso.

Por lo anterior, la gobernadora electa comentó que si hubo ruptura de la cadena de custodia, no hubiera perdido 18 mil votos en el recuento final ordenado por el mismo magistrado, realizado en septiembre.

“Si hubiera habido manipulación como Vargas lo dice en las cadenas de custodia de las bodegas, entonces ¿por qué yo perdí votos? si hubiera manipulado, entonces hubiera ganado muchos más votos y no fue así”, expuso.

La gobernadora electa de Puebla confía en que la elección de la entidad se resolverá conforme a derecho y espera que no intervenga el gobierno federal en la decisión del TEPJF, de lo contrario estaría atentando contra la vida democrática.