Venezuela: la oposición prepara marchas previas al plebíscito

0
37

CARACAS.- La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realizará movilizaciones en barrios y caseríos del país para invitar todos los venezolanos a participar en la consulta de mañana domingo, que el gobierno de Venezuela rechaza.

Las movilizaciones se producirán en el marco de un masivo rechazo a la convocatoria del gobierno del presidente Nicolas Maduro de crear una Constituyente, de acuerdo con encuestas recientes que las autoridades no reconocen.

La MUD se preparó este viernes para una jornada de asambleas ciudadanas, volanteos y otras actividades cuyo fin fue infomar sobre la consulta pública convocada para el 16 de julio en todo el país.

El sábado, la oposición realizará movilizaciones en barrios y caseríos del país para invitar a todos los venezolanos a participar en la consulta, y el domingo se celebrará la actividad ciudadana denominada “El pueblo decide”.

Esta consulta pública carece de reconocimiento por parte del gobierno, que no considera “válida” esta iniciativa, sin embargo, fue aprobada por la Asamblea Nacional (AN), por lo que otros afirman que se trata de un proceso jurídicamente legítimo.

Los venezolanos acudirán de forma masiva a votar contra la Constituyente de Nicolás Maduro en la consulta popular que se celebrará este domingo, denominada “El pueblo decide”, a pesar de los obstáculos del régimen que incluso ha amenazado a los medios de comunicación con quitarles la licencia si informan sobre el proceso electoral organizado por la oposición.

Las encuestas señalan una participación que oscila entre el 70 por ciento de la firma Datincorp y el 80 por ciento de Hergón Consultores. Lo que significa que de unos 19 millones empadronados entre 11 y 14 millones se pronunciarían contra Maduro.

El Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) han denunciado que funcionarios del Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) han visitado a los medios para censurar las informaciones sobre la consulta popular.

El temor a perder la licencia y quedar en la calle es tan fuerte que los medios prefieren decir que los preparativos son actividades de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y no llamar a la consulta por su nombre ni informar sobre el desarrollo del proceso.

Pese a todo, la MUD ha logrado avanzar en el plebiscito y en apenas una semana ha organizado la consulta, única e inédita en la historia de Venezuela, pues es la primera vez que los venezolanos tienen la oportunidad de pronunciarse en una consulta de esta naturaleza, que para la oposición es constitucional, legítima y vinculante.

La MUD ha puesto a disposición de los 19 millones de electores unos dos mil 29 centros electorales en todo el territorio nacional con su respectivo material para votar en 14 mil 303 mesas.

En el exterior ha activado 598 puntos situados en 75 países alrededor del mundo donde los venezolanos podrán manifestar su voluntad.

Los centros de votación no estarán ubicados en los colegios y escuelas como ha sido tradicional, sino en plazas, parques, parroquias, centros deportivos y culturales facilitados por los municipios.

Los organizadores convocaron este viernes asambleas populares para tomar juramento a los miembros de mesas electores e informar sobre el sistema de votación, que consiste en marcar Sí o No a tres preguntas, la primera de las cuales es “si rechaza la Asamblea Constituyente de Maduro”.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, alertó este viernes que Venezuela “vive un momento decisivo” ante la consulta convocada por el Parlamento para este 16 de julio, en la que los venezolanos puedan expresar su rechazo o apoyo a la Constituyente.

“El régimen propone más abuso, más represión, cada vez menos libertad y el instrumento que propone para institucionalizar ello es una Asamblea Constituyente”, dijo Almagro en un comunicado.

“Una Asamblea Constituyente -agregó- impuesta por decreto, sin la gente y en contra de la gente, anteponiendo la voluntad de la dictadura a la voluntad popular expresada por sufragio universal y directo”.

Por ello, alertó el máximo directivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), “este domingo 16 de julio se ha convocado a una consulta popular para detener el colapso definitivo de la institucionalidad del país”.

Almagro recuerda que la consulta es promovida por la Asamblea Nacional, hoy establecida como “el último poder legítimo electo por el pueblo de Venezuela”, y por “fuerzas plurales tanto de la oposición como del chavismo, con el apoyo de amplios sectores de la sociedad civil”.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela anunció en junio pasado que las elecciones para diputados de la Asamblea Constituyente, que el gobierno de Maduro promueve, tendrán lugar el próximo 30 de julio.

Notimex

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here