DESCANSARÁ-.Por su bien más que por otra cosa, este espacio desenchufa el teclado para volverlo a conectar hasta el domingo de Resurrección, pero es inevitable abordar temas varios que seguro le harán reflexionar en esta Semana Santa, donde quiera que se encuentre.

TREN MAYA-. Por ejemplo lo presumido que estuvo el presidente de México en Campeche, al saber que el presidente Trump lo apoyará para la construcción del Tren Maya. El anuncio lo hizo el sábado el propio secretario Wilbur Ross, secretario de Economía del gobierno yanqui, lo que llenó de felicidad a ya sabe quién, pues se trata de lo que será la obra cumbre de su sexenio.

Tan cierto es que la obra va adelante, como los cuestionamientos de ambientalistas del sureste y de todo el país, lo que tiene sin cuidado al mandatario, quien ya recibió el beneplácito de la madre tierra a principios de año, cuando encabezó una ceremonia de los pueblos originarios del sureste, evento cuestionado por muchos, lo que no hace cambiar de opinión a nadie.

HACIENDA- En la secretaría de Hacienda, dependencia que ha cuestionado declaraciones del propio mandatario, tanto en el extranjero como en nuestro país, registra la baja del subsecretario Simón Levy Dabbah. Se argumentan motivos personales pero lo cierto es que es el hilo más delgado de los desencuentros declarativos contra los dichos del presidente.

Esos desencuentros Hacienda-AMLO podrán resumirse en “dos que tres” opiniones: la primera es que el Tren Maya podría no construirse o no terminarlo en este sexenio por encarecimiento y la más fuerte se relaciona con el crecimiento del país que Hacienda fue la primera en bajarlo a 1.6% en 2019 en tanto que el presidente lo anunció y lo sigue anunciando en 2%. ¿A quién le cree?.

PRI-. En el Partido Revolucionario Institucional se hacen esfuerzos extra para integrar las fórmulas de candidatos para buscar la presidencia y secretaría general del partido. Al candidato visto como “oficial” o impuesto por quién sabe quién, tiene dificultades para encontrar a una mujer que lo acompañe para buscar la secretaría general, aunque usted no lo crea.

A la inversa, la yucateca Ivonne Ortega Pacheco aspirante a la presidencia del tricolor, tiene problemas para encontrar a un hombre para que acepte ir como candidato a la secretaría general, no obstante habérsele visto, -con toda intención-, compartiendo mesa en un restaurante de esos que se escogen para ser vistos por los medios. Aún no hay definición.

Algo que se ha tocado poco son los comités directivos estatales, cuyos dirigentes ignoran qué ruta tomar llegado el momento. Al Consejo Político no le alcanza su fuerza hasta esos niveles.