MONTERREY, NL.- Todos los ex presidentes vivos, excepto Luis Echeverría, irán a juicio.

La promesa la hizo este miércoles Andrés Manuel López Obrador durante su ordinaria conferencia de prensa en Monterrey, primera fuera de la Ciudad de México, y será por causas distintas.

Helas aquí:

-Carlos Salinas «porque entregó empresas públicas a particulre sy sus allegados».

-Ernesto Zedillo «porque  convirtió las deudas de unos cuantos en deuda pública».

-Vidente Fox «por traidor de la democracia, porque después de llegar por la democracia cometió fraude electoral».

-Felipe Calderón «por convertir a México en un cementerio».

-Enrique Peña Nieto «por corrupto».

Ah pero, aclaró López Obrador, «ya nada de chivos expiatorios… Yo soy partidario de hacer un juicio al régimen neoliberal más que por encarcelar a estos personajes».

En ellos personaliza una corriente económica, a su juicio causante de todos los males existentes en el país, y según su promesa lo hará por la vía constitucional, a través de una reforma a la Carta Magna.

El cambio sustancial estará en el artículo 35 de la Constitución, que faculta a realizar consultas ciudadanas y, según su dicho, a través de ellas definir el juicio a los ex presidentes.

Su dicho lo resumió en las siguientes palabras:

«Queremos enjuiciar a (Carlos) Salinas porque entregó empresas públicas a particulares y sus allegados, queremos enjuiciar a (Ernesto) Zedillo porque convirtió las deudas de unos cuantos en deuda pública, queremos enjuiciar a (Vicente) Fox por traidor de la democracia, porque después de llegar por la democracia cometió fraude electoral, queremos enjuiciar a (Felipe) Calderón por convertir a México en un cementerio, queremos enjuiciar a (Enrique) Peña Nieto por corrupto, ya nada de chivos expiatorios… Yo soy partidario de hacer un juicio al régimen neoliberal más que encarcelar a estos personajes».