CIUDAD DE MÉXICO.- Ya existen las pruebas: un sacerdote mandó matar al seminarista, diácono y estudiante de la Universidad Intercontinental UIC) Hugo Leonardo Avendaño.

La información fue corroborada a la televisora MVS por la titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy.

Es ya prácticamente la única línea de investigación en curso porque se han documentado muchos hechos para corroborar la participación del religioso.

Una de ellas era el conflicto personal que tenía ese ministro de culto con quien en algún momento fue su amigo y al final resultaron enemigos a muerte.

Otra es una llamada telefónica de l apropia víctima.

No se ha solicitado la orden de aprehensión porque faltan algunos elementos para enriquecer el expediente y asegurar la acción de la justicia.