WASHINGTON.- El presidente Donald Trump volvió a amenazar a México.

Sacó de la bolsa de su saco una hoja, la agitó y amagó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador:

-Entra en vigencia cuando yo elija.

Esto incluye, puntualizó el magnate, la revisión de leyes por el Congreso mexicano si no se frena cabalmente el flujo migratorio de centroamericanos y caribeños en 45 días hacia Estados Unidos.

Gritó Trump:

«Aquí está el acuerdo (con México). Es bastante sencillo y está aquí y aquí está todo sobre lo que ustedes quieren hablar.

«Está hecho… Voy a dejar que México haga el anuncio a su debido tiempo».

Agitaba el presunto documento y todavía abundó:

«Este es el acuerdo que todo mundo dice que no tengo».

Más aún, blofeó:

-Entra en vigencia cuando yo elija.

Efectivamente, aclaran las agencias informativas internacionales, en el papel aparece el compromiso del gobierno de López Obrador de revisar las leyes migratorias para dar gusto a Trump.

Asimismo, incluye un plan regional de asilo, que compromete a México ser el tercer país… el patio trasero de Estados Unidos para los migrantes rechazados por las autoridades norteamericanas.