CIUDAD DE MÉXICO.- El joven universitario Marco Antonio Sánchez, quien desapareció una semana luego de ser detenido por elementos de la SSP, será trasladado del Instituto Nacional de Neurología a otra residencia para iniciar otro tratamiento.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), Juan Martín Pérez, el menor iniciará otra modalidad de tratamiento para recuperarse de la desaparición forzada de la que fue víctima en enero de este año.

Esto luego de más de tres meses de seguir un tratamiento y requerir nuevos dispositivos de apoyo que garantice su recuperación completa.

“Los hechos delictivos que llevaron a Marco Antonio a estar desaparecido y despertar la indignación nacional siguen en impunidad”, señaló Pérez mediante un comunicado donde también dijo que el menor no se encuentra en condiciones de rendir su declaración ministerial.