TLAHUELILPAN, Hgo.- Los huachicoleros no se detienen ante la muerte.

Tlahuelilpan todavía vive el duelo de sus 135 muertos, ocasionados por la explosión de hace dos meses, y la práctica permanece pese a la vigilancia militar y federal prometida por las autoridades.

Este domingo cuerpos de seguridad y emergencia municipal detectaron una fuga de gasolina por toma clandestina en territorio de la demarcación, aunque el derrame no representa riesgo para la ciudadanía.

Los ductos fueron perforados en una zona despoblada, sobre la carretera Tlahuelilpan – Juandhó, adelante del rancho Las Nueces, hasta donde llegaron los cuerpos de emergencia para sofocar el desperdicio.

Esto no ha sido posible aún y el chorro de hidrocarburo rebasa los 10 metros de altura.

La zona ya ha sido acordonada y se cuenta con la presencia de elementos del Ejército mexicano además de Policía Federal y Gendarmería.

Desde las 7:20 horas que fue reportada la fuga de energético a presión personal de Protección Civil y Bomberos de Tlahuelilpan (PC) y trabajadores de Seguridad Física de Pemex laboran arduamente para controlar el chorro, disminuir la presión y finalmente sellar la toma.

Esta fuga de hidrocarburo se registra a poco más de dos meses de la tragedia en Tlahuelilpan, donde una toma clandestina dejó al menos 135 personas fallecidas, ocurrida el viernes 18 de enero de 2018.

Con información de Quadratín