ESTOCOLMO.- Este viernes un camión arrolló a una multitud en el centro de la capital sueca para luego estrellarse contra el centro comercial Ahlens, de acuerdo con reportes de medios locales.

Las autoridades no descartan la posibilidad de que se trate de un ataque terrorista.

Testigos y servicios de emergencia ya han confirmado la existencia de muertos y heridos. Algunos medios internacionales reportan una cifra preliminar de tres decesos.

Un policía ha alertado que el supuesto agresor se encuentra dentro del citado centro comercial y disparando un arma.

Sobrevolando el lugar de los hechos hay un helicóptero de la Policía. Según informaciones de medios locales, el camión ha salido ardiendo. Al parecer hay tres personas muertas que yacen en el suelo.

Presos del pánico, los viandantes huyen del lugar. El caos reina en la zona.

Confirman tres muertos

Al menos tres personas murieron y un número aún indeterminado resultaron heridas al ser arrolladas hoy por un camión en una céntrica calle comercial de Estocolmo, incidente que el primer ministro sueco Stefan Löfven describió como un ataque.

Suecia “ha sido atacada”, sostuvo el jefe del gobierno sueco la tarde de este viernes, después de que un conductor impactó el camión que conducía contra una multitud en Drottninggata, una de las calles peatonales más frecuentadas del centro de la ciudad.

Aunque el Servicio de Seguridad de Suecia indicó que no hay confirmación de que se trate de un atentado terrorista, Löfven afirmó en una conferencia de prensa que “todo indica que es un acto terrorista”.

La policía confirmó el número de víctimas mortales pero no ha proporcionado una cifra sobre las personas que sufrieron lesiones por el impacto del vehículo, que pertenece a la empresa cervecera sueca Spendrups, la cual reportó el robo del camión previamente en el día.

En un principio, las autoridades suponían que se trataba de un accidente de tráfico, sin embargo, todo apunta a que se trató de un ataque terrorista, por lo que el sistema de metro de la ciudad ha sido cerrado y la estación central de trenes evacuada por cuestiones de seguridad.

La policía ha emprendido una investigación con los servicios de inteligencia a fin de identificar a las personas detrás del ataque, que se produjo a unos metros de la escena de un atentado suicida registrado en 2010.

Aunque imágenes transmitidas por la televisión sueca muestran a oficiales de la policía deteniendo a un sujeto, las autoridades no han querido comentar el respecto, de acuerdo con reportes del periódico The Local y de la emisora Radio Suecia.

El rey de Suecia Carl XVI Gustaf lamentó el incidente en una declaración en la cual precisó que los antecedentes y el alcance de éste aún se desconocen pero que sigue con atención los acontecimientos, y expresó su solidaridad con los afectados y sus familias.

También hay reportes de disparos realizados en las cercanías de grandes almacenes comerciales de la ciudad sueca de Ahlens, sin embargo hasta ahora la policía sueca no los ha confirmado.