CIUDAD DE MÉXICO.- Entre aplausos y celebraciones, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, casi por unanimidad, en lo general y particular con 463 votos a favor y solo uno en contra, el dictamen por el que se crea la Guardia Nacional, cuya función será participar en la salvaguarda, la libertad, la vida, la integridad y el pleno ejercicio de los derechos de las personas, protegiendo su seguridad y su patrimonio.

Ahora continuará su proceso legislativo, al ser enviado a los Congresos estatales donde deberá aprobarse con una mayoría de 16 más uno, “aprobado en lo general y en lo particular el dictamen que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Guardia Nacional. Se turna a los Congresos locales para sus efectos constitucionales”, sentenció el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo.

En una discusión coincidente, acordada y solo por trámite legislativo, fijaron su postura sobre el tema los ocho grupos parlamentarios, así como la diputada independiente, Ana Lucía Riojas Martínez, quien fue la única en expresarse contra el dictamen al calificarlo como una simulación pues al final, dijo, se militarizará al país por cinco años, por lo que fue, también, el único voto en contra registrado.

Tanto en los posicionamientos como en la discusión en lo general, los legisladores coincidieron en destacar la importancia de haber llegado a un consenso en el tema, sin embargo, reconocieron que esta figura no es suficiente para pacificar al país, pero, dijeron, es un primer paso.

Resaltaron el proceso de Parlamento Abierto donde se llevaron a cabo audiencias públicas con expertos, autoridades, académicos, legisladores y organizaciones de la sociedad civil, mismas que sirvieron para enriquecer y mejorar el dictamen sobre Guardia Nacional propuesta por el Ejecutivo federal.

El coordinador del PRI, René Juárez sostuvo que el Poder Legislativo ya hizo su parte, y ahora el balón está del lado del Ejecutivo para que implemente la estrategia de seguridad y cumpla con su responsabilidad, y se deje de culpar las acciones del pasado.

“Tocará al Jefe del Ejecutivo Federal, darle sentido y rumbo, forma y destino a este instrumento, y ojalá se avance en el combate a la impunidad y a la corrupción. El Presidente de la República pidió una Guardia Nacional, ya tiene una Guardia Nacional; El Presidente pidió el apoyo y respaldo de las Cámaras, tuvo el respaldo, el Presidente de la República tiene la responsabilidad ahora, corresponsablemente con quien tiene función de gobierno, de instrumentarla de la mejor manera”, sostuvo.

En tanto, el coordinador de Morena, Mario Delgado, con el respaldo de su bancada que lo acompañó a la tribuna, destacó que, a 100 días de la llegada del nuevo Gobierno, se da una respuesta tan grande como el desafío que se tiene que enfrentar, por lo que, afirmó, el apoyo político unánime es el arma de más alto poder del que se está dotando a la Guardia Nacional.

“Hay malas noticias desde el Congreso para la delincuencia, ante sus amenazas de desintegración del tejido social en muchas regiones del país, hay una respuesta unánime del Congreso mexicano para darle al Ejecutivo nuevos instrumentos para detenerlos, no nos volverán a robar la tranquilidad”, enfatizó.

Reconoció también que la Guardia Nacional no será suficiente para pacificar al país, y aseguró que falta fortalecer a las policías estatales y municipales, además de seguir haciéndolo con la Fiscalía General, y sobre todo, prevenir las causas que han generado la ola de violencia e inseguridad.

“La Guardia Nacional es solo una de las estrategias, pero necesitamos mayor crecimiento económico, Estado de derecho, oportunidades para los jóvenes, rescatar el campo, para que todo junto pueda llevarnos a la paz y a la tranquilidad que todos deseamos”, indicó.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez Piña se refirió a todos los cambios y características de la Guardia Nacional, entre los que resaltó, la importancia de que ahora será un órgano de seguridad pública de carácter civil, lo cual, dijo, quedó establecido en el artículo 21; además de que, para cumplimiento de sus responsabilidades, esta figura policial deberá coordinarse y colaborar con los cuerpos policiacos de las entidades federativas y de los municipios.

“El consenso que hoy construimos para sacar adelante la Guardia Nacional es un reflejo de la disposición que en el futuro debemos revisar en este Congreso de la Unión. Sí se puede debatir, sí se puede reflexionar, sí podemos reconocernos y reconocer, al contrario, sí podemos coincidir y sí podemos construir en beneficio de las y los mexicanos, como el día de hoy”, puntualizó.

Quadratín