CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que en una entrevista, el presidente de Estados Unidos Donald Trump destacó que le agradaba su homólogo mexicano y esperaba reunirse pronto con él, el propio López Obrador expresó que era muy probable que el encuentro se diera en los próximos meses.

Ante esto López Obrador agradeció los elogios del presidente de Estados Unidos Donald Trump y refrendó sus palabras de próximamente poderse reunirse.

«Claro que podría darse un encuentro, queremos tener buenas relaciones con el presidente, para estrechar nuestros lazos de amistad con el pueblo estadounidenses» expresó.

Agregó que de reunirse, sería una buena manera de fortalecer la amistad con Estados Unidos, para así juntos continuar trabajando sin necesidad de amenazas o recesiones económicas.

El presidente de México, aseguró que antes de la reunión con Trump, era necesario evaluar los resultados del Programa de Desarrollo Integral, para no tener ningún inconveniente en la propuesta de imponer aranceles a México.

NO AL G20

Nuevamente el presidente de México reiteró su postura de no asistir a la reunión del G20 ya que no tiene situaciones que arreglar al interior del país. En su conferencia matutina López Obrador aseguró que el país requiere de que él esté presente para avanzar y solucionar los problemas que se tienen al interior.

Aseguró que por tales  motivos no acudirá a la reunión del G20, evento en el que se reúnen los líderes más importantes del mundo para definir estrategias económicas y desarrollo.

El presidente de México, manifestó que su lugar será ocupado por Marcelo Ebrard canciller de México y Carlos Urzúa secretario de Hacienda y Crédito Público, a quienes señaló cuentan con toda su confianza.

Pese a que en días pasados, un funcionario de Japón declaró que la ausencia de López Obrador, sería lamentable, el propio mandatario resaltó que «no se podría ser candil de día y oscuridad de noche».