CIUDAD DE MÉXICO.- Carmen Medel, diputada de Morena por Veracruz, entró en crisis nerviosa luego de recibir una llamada en la que le informaron sobre la muerte de su hija durante una balacera en la entidad que representa.

La legisladora tuvo que ser retirada del pleno de San Lázaro ayudada por elementos de Protección Civil, así como otros legisladores de su bancada.

Hasta la curul de su compañera llegó Mario Delgado, coordinador de Morena, a tranquilizarla.

La sesión fue levantada por Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Mesa Directiva, quien pidió a los diputados mantener el duelo.

Acto seguido, legisladores de todos los partidos subieron a la tribuna y gritaron “¡Justicia!”.

En tanto, en el Senado se guardó un minuto de silencio en memoria de la hija de la diputada y condenaron el crimen.