CIUDAD DE MÉXICO.-  Luego de que el delegado de Morena del gobierno federal en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón Guevara, aseguró que las Yalitzas sí funcionan para cuidar niños como una estancia infantil, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) reprueba las expresiones estereotipadas y discriminatorias empleadas por el funcionario.

A principios de marzo, Ladrón Guevara, dijo que los padres de familia pueden optar por Yalitzas o familiares para que cuiden a niños, ante el recorte presupuestal que se realizó a la estancias infantiles.

La CNDH afirmó que esas expresiones “ofenden y descalifican a la mujer que se encargan del trabajo en el hogar, lo cual resulta inaceptable y es contrario al respeto de la dignidad que todo servidor público debe observar”.

Al considerar que los planteamientos que manifestó el servidor público perpetúan estereotipos hacia las mujeres, conllevan prejuicios y creencias que justifican o toleran la vulneración de la dignidad, integridad y derechos fundamentales de todas y todos, este Organismo Nacional exhortó a todas las autoridades a sumar esfuerzos y realizar el trabajo diario con perspectiva de género, compromiso ético, y los valores inherentes a la dignidad humana, como fundamento de los derechos humanos.

Al rechazar los estereotipos, la CNDH hizo un llamado para avanzar hacia una sociedad incluyente y tolerante; al reconocimiento de las diferencias; a la prevención y eliminación de todas las formas de exclusión, así como a promover la igualdad de oportunidades y de trato digno entre mujeres y hombres.

“Frases discriminatorias como las que manifestó ese servidor público, impulsan la desigualdad sustantiva entre hombres y mujeres, por lo que la Comisión Nacional reitera que discriminar, es negar el reconocimiento de la dignidad humana, la cual constituye el fundamento básico de nuestro sistema jurídico y de nuestra convivencia social; todo acto de discriminación es una violación a los derechos humanos.

La utilización de un lenguaje adecuado por parte de las autoridades, indudablemente favorecen las relaciones de respeto e igualitarias entre los géneros; se debe evitar el uso de calificativos o palabras que estigmaticen a las personas, o fomenten discriminación entre ellas.

Es necesario trabajar en la transformación de ideas o construcciones sociales basadas únicamente en la asignación de roles que han limitado el desarrollo pleno de las mujeres#, resaltó.

Quadratin México