Desde noviembre se seguía a Duarte por su pasaporte falso

CIUDAD DE MÉXICO- El pasaporte con la imagen de Javier Duarte que se le encontró a un hombre en noviembre pasado fue determinante para suponer que el exmandatario de Veracruz se encontraba en Guatemala.

Omar García Harfuch, jefe de la Agencia de Investigación Criminal AIC de la PGR indicó en rueda de prensa este domingo desde Guatemala, que desde ese entonces, varias líneas de investigación permitieron ubicar al exfuncionario, así como sus movimientos al interior del país centroamericano.

Aquel día, 10 de noviembre, agentes de la Policía Federal destacamentados en el Aeropuerto Internacional de Tapachula, detuvieron a un joven con pasaportes falsos con fotografías presuntamente del exgobernador de Veracruz y su esposa.

Uno de los pasaportes a nombre de Alex Huerta del Valle, de nacionalidad mexicana, presentaba una fotografía supuestamente de Javier Duarte, con bigotes y algunas alteraciones en el rostro.

Fue a partir de esa detención que se inició la búsqueda de Duarte de Ochoa en territorio guatemalteco y así, seguir los movimientos tanto de la familia como del mismo exgobernador priísta, de quien se cree, entró por vía terrestre.

Omar García Harfuch señaló que desde hace dos días antes de su detención, Javier Duarte se encontraba en  un hotel del Municipio de Panajachel, Departamento de Sololá. Por su parte, Alberto Elías Beltrán, subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, confirmó que Duarte de Ochoa se encontraba de manera irregular en ese país y añadió que él podrá elegir su defensa. Aunque se presume que entró de manera ilegal, no podrá ser deportado debido a que su captura se derivó de una orden de aprehensión provisional emitida por un Juez.

La PGR reiteró que el gobierno de México deberá presentar formalmente la solicitud de extradición del reclamado antes de que se cumpla el plazo de 60 días contados desde este 15 de abril.

No hay orden de aprehensión contra su familia

En la conferencia de prensa realizada esta tarde, se informó que a la familia cercana de Javier Duarte, no se le está investigando y pueden transitar libremente por México.

Sin embargo, tampoco se tiene conocimiento sobre su paradero, por lo mismo de que no se les sigue un proceso.

Indicaron que, respecto a la recompensa de 15 millones de pesos que se ofrecían por información que llevara a su detención, no será entregada a nadie en virtud de que fueron autoridades de Inteligencia mexicana quienes aportaron todos los datos para su ubicación y por ley, están impedidos para recibir alguna compensación por ser funcionarios públicos.

Quadratín

No hay comentarios

Dejar una respuesta