Por Eleazar Flores

ESTUVO CALMADO-. Pasada la fecha del cuarto aniversario del “caso Ayotzinapa” en el que por fortuna privó la calma no obstante que se reportaron manifestaciones condenatorias en más del 50% de las capitales de los estados, preparémonos ahora para el “2 de octubre no se olvida”.

El 50 aniversario del movimiento estudiantil tendrá más participantes y reclamos, apúntelo.

AYOTZINAPA-.El caso de los 43 normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 tuvo a juicio de los observadores y analistas, una novedad, la del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien estuvo con familiares y dirigentes de los desaparecidos, prometiéndoles para variar, aclarar el caso con el concurso del subsecretario de gobernación Alejandro Encinas.

Habrá que esperar que llegado diciembre las autoridades empiecen a trabajar por lo que no procede ni el beneficio de la duda, será mejor esperar dos meses de este 2018.

2 DE OCTUBRE-. Acerca del movimiento del 68 realmente ya poco es lo que se puede agregar que no se haya dicho y abordado por todos quienes tienen o tenemos el privilegio de escribir y opinar sobre el particular. Sin embargo el tema es abundante y generoso, ya no digamos de tocar temas neurálgicos como autoridades responsables en ese tiempo.

Esas autoridades, como se ha escrito, incluyen de presidente de la república hacia abajo, siendo su secretario de gobernación como siguiente en el escalafón político, pero también el secretario de la Defensa Nacional. Como verá, el tema del movimiento estudiantil da para mucho y sin llegar a materializar el descontento popular que aun priva en muchos sectores sociales.

Poniendo nombres y apellidos, se habla del extinto presidente Gustavo Díaz Ordaz y de su entonces secretario de Gobernación Luis Echeverría Álvarez, a quien muchos ven como culpable principal del movimiento de las fuerzas armadas ese 2 de octubre, no obstante que públicamente fue el propio Díaz Ordaz, quien asumió la responsabilidad total en un informe de gobierno.

En esa década de finales de los sesentas e inicios de los setentas, iniciaban sus carreras jóvenes políticos a quienes se les calificaba de “izquierdosos”. Algunos están en circulación y de los más destacados es Porfirio Muñoz Ledo, quien en su calidad de presidente de la Cámara de Diputados le colocará la banda presidencial al presidente electo Andrés Manuel López Obrador.

Pero en estas vísperas del 2 de octubre, cincuentenario del movimiento estudiantil que cambio la vida de México, dicen los expertos, un saludo afectuoso aun amigo integrante de la cuarteta o quinteta más sobresaliente de dicho movimiento, Gilberto Guevara Niebla, con envidiable cultura en materia educativa y director de su revista Educación XXI.