CIUDAD DE MÉXICO.— Ooootra contradicción en el gobierno: la empresa afirma que sí cayó la producción de crudo durante mayo, pero ya se controló el descenso, empezó a repuntar y se espera que en los próximos meses el alza sea mayor.

Esto se da en un ambiente adverso interno y externo, de deuda y crisis, que ha obligado a pagar 59 mil millones de pesos en el año y de cuyos pendientes solamente restan cuatro mil millones.

Para el Gobierno federal y Octavio Romero Oropeza quien dirige el camino de Petróleos Mexicanos (Pemex) durante este sexenio la producción y finanzas de la empresa marchan favorablemente.

Con optimismo, Romero Oropeza señaló que no se cuenta con ningún problema de pagos a proveedores, además de destacar que existió una caída de producción de crudo en mayo la cual ya está controlada y se ha empezado a repuntar en lo que va de junio.

En la conferencia matutina de este miércoles del presidente Andrés Manuel López Obrador, el director explicó que la actual administración recibió en diciembre pasado 21 empresas ligadas a Pemex, de las cuales seis ya se extinguieron y otras cuatro están en el mismo proceso.

Agregó que solo se quedarán con 11 empresas, ya que prevalecen los activos e incluso indicó que actualmente Pemex es dueño de la mitad de una refinería en los Estados Unidos.

El director de Pemex, aseguró que los adeudos a las empresas existen desde el 2016, por lo que ya  se están atendiendo puntualmente,  afirmando que desde enero a la fecha se ha pagado más que en el período anterior.

“En este año se ha pagado más que en el mismo periodo del año anterior, hay adeudos que quedaron pendientes de la administración pasada que se están atendiendo. No hay problema en el pago a proveedores”, expresó.

Resaltó que durante el 2019 se quedó un adeudo de ejercicios fiscales por un monto de 63 mil millones de pesos, de los que ya solo faltan alrededor de cuatro mil millones, ya que están siendo revisados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a cargo de Carlos Urzúa.

Octavio Romero Oropeza, también manifestó que en los últimos 15 años Pemex dejó de producir petróleo pasando de tres millones 451 mil barriles diarios a un millón 626 mil.

Explicó que de 2018 a 2019 existió una caída de 300 mil barriles, debido a diversas situaciones del día a día, sin embargo aseguró esto ya fue controlado, por lo que añadió que ya se está repuntando y en los próximos meses se tendrá un aumento en la producción, debido a que se iniciará la operación en nuevos pozos de campos nuevos y campos maduros.

“Para noviembre y diciembre habrá un repunte debido a que entrarán en producción pozos nuevos”, aclaró el director.