CIUDAD DE MÉXICO.- La elección interna del Partido Revolucionario Institucional (PRI) entra a otro terreno escabroso de suspicacia e incumplimiento de sus acuerdos democráticos.

La Comisión de Procesos Interno negó a Ulises Ruiz su derecho a participar en la contienda interna para elegir al futuro presidente de ese cuerpo político, el sucesor de Claudia Ruiz Massieu.

De inmediato, el ex gobernador de Oaxaca envió un escrito que pone en duda los lineamientos fijados por sus órganos partidistas a fin de garantizar el derecho de la militancia.

Por ello, reclama a la Comisión Nacional de Procesos Internos «garantizar el cumplimiento de los principios de equidad, neutralidad e imparcialidad» tanto en la inscripción como en la campaña y la votación.

En su impugnación, Ulises Ruiz Ortiz designó como abogados a Marco Tulio Ruiz Cruz y José Luis Marmolejo García.

De no subsanarse las fallas registradas hasta ahora, y sobre todo si persiste la negativa de registrar al oaxaqueño, es previsible que el asunto llegue hasta el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Es decir, todo el proceso de elección estará sujeto a proceso.