¿Se bancariza el PRI?

0
34
Cuartoscuro

ELEAZAR FLORES

¡QUÉ EQUIPO!-. Si por nombres fuera, el equipo de trabajo de más confianza, -war room dirían los ITAMistas-, del candidato tricolor externo a la presidencia de la república José Antonio Meade pareciera, de entrada, la torre de Babel. El tiempo dirá si entenderán sus lenguajes.

Lo más noticioso no es la incorporación de Eruviel Ávila como subcoordinador general de la campaña de Pepe Meade, sino la renuncia a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de Jaime González Aguadé, para incorporarse también al equipo cercano conocido como “cuarto de guerra”, con  funciones específicas de acercamiento con el sector económico.

AGUADÉ-.Jaime González Aguadé es un joven economista casi cincuentón, -de 49 años-, con formación inclinada a lo financiero y bancario, que ha ocupado cargos públicos relacionados con esa actividad, como la Comisión Federal de Electricidad de la que fue director general y con el mismo cargo estuvo en Financiera Rural y del Banco Nacional de Servicios Financieros, BANSEFI.

Obvio que Jaime es muy amigo de Pepe Meade, desde la adolescencia dicen sus cercanos, por lo que se explica la importante responsabilidad que el precandidato le encomienda, buscar desde ahora acercamientos con el importante sector privado nacional, llámese industriales, comerciantes y por supuesto el influyente sector bancario. Como previsión el plan procede.

Viene a la memoria la tarea que en esta importante área lleva a cabo desde hace años el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador por medio de su amigo empresario neolonés Alfonso Romo, no obstante que en el gabinetazo que el peje presentó el significativo 12 de diciembre, éste no aparezca. Será estrategia, omisión o algo similar.

La encomienda directa que Jaime González Aguadé tiene del candidato tricolor externo es contactar al empresariado nacional en plena campaña, lo que lo descarta como Secretario de Finanzas del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, que en campaña presidencial pasa a segundo término pues la asume de facto el coordinador general de la misma.

Este papel en la campaña inmediata anterior lo tuvo el omnipotente Luis Videgaray Caso pero ahora el nombramiento ha recaído en el burgomaestre Aurelio Nuño Mayer, quien cuando menos en las dos primeras semanas ha desparecido de los reflectores, algo seguramente planeado pues éstos deben enfocar siempre a la figura central, o sea el precandidato.

A propósito de éste, hasta en los interiores de la oficinas del CEN del PRI, ¿pasará igual en los estados?, -así en voz alta no lo digan-, los militantes y simpatizantes, (eufemismo de los empleados y colaboradores), externan su preocupación por el desenvolvimiento de su precandidato pues “aun no prende”. Seguro lo comparan con la retórica de candidatos anteriores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here