SERVICIO EXTERIOR-. La Suprema Corte de Justicia de la Nación dio el primer revés a la política de austeridad de la cuarta transformación al autorizar a magistrados y jueces poder ganar más de108 mil pesos mensuales. Lo bueno será analizar sueldos de embajadores, ahí sí que habrá rebases.

Rebases que serán procedentes pues imagínese al embajador ante la ONU Juan Ramón de la Fuente ganar 5 mil 400 dólares mensuales en plena urbe de hierro, le alcanzaría para un hot dog.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá las mejores intenciones de bajar salarios a altos mandos de su gobierno y de que sigan su ejemplo altos mandos de los otros dos poderes y de los organismos autónomos como INE, UNAM y muchos más pero debe advertirse que su desempeño es aquí, en nuestro país, donde viven con sus familias.

Será un sacrificio menor aceptar una rebaja en sus salarios, de 20, 30 ó hasta 50% menos, pero deberán valorar que siguen teniendo trabajo y posibilidades de seguir siendo el sostén económico de su familia. En su mayoría tendrán casa, vehículo propio y la raigambre mayor, el epicentro de lo que llamamos familia, esposa, hijos, escuelas para éstos y más tarde trabajo.

EXTERIOR-. Lo difícil para el servicio exterior mexicano es que debe hablarse no solo de los embajadores, en su mayoría personas de preparación académica aceptable, siempre que no se trate de personal sexenal o premiado por otros cargos no alcanzados. También del personal de apoyo en todas y cada una de las embajadas, ese sí preparado, con experiencia y demás.

Este personal “de apoyo” es el que se identifica como encargado del “despacho de asuntos comerciales” o bien de comunicación social. Este personal está en países de primer mundo pero también en países en desarrollo y que en general, se manejan con salarios tabulados en dólares, tan caros en los últimos meses.

Le cité el ejemplo del ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente, flamante embajador de México en la Organización de las Naciones Unidas, -donde hace décadas armó un show el hoy diputado Porfirio Muñoz Ledo-, pero imagínese el servicio exterior en Inglaterra, Alemania, Italia y muchos más. Un sueldo de 5,400 dólares equivalentes a los 108 mil pesos es demasiado poco.

Reflexiones como ésta derrumban el tope salarial impuesto por el gobierno de la cuarta transformación pues los 108 mil pesos impuestos son menos de lo que incluso ganaba como conferencista internacional el hoy flamante canciller Marcelo Ebrard.

Después del triunfo salarial del Poder Judicial seguirán otros, muchos de los que ni sabremos