Sabadazo

0
18

¿GUATEPEOR?.- Allá podría recibir un trato igualitario al de los demás reos, en prisión de aquí, seguramente moverá sus influencias para que en el lugar donde purgue su pena, se haga de todas las comodidades que requiera, por recursos no parará y los celadores son fácile$ de convencer.

De ahí que quepa la pregunta, cuando salga del país donde fue detenido, ¿pasará a Guatepeor?.

Hijo de Javier Duarte Franco y María Cecilia de Ochoa, Javier fue auténtico delfín político de Fidel Herrera Beltrán, -de amplísima carrera nacional partidista, -desde el MJR-, legislativa y administrativa. Pero a diferencia de Fidel, Javier ascendió en forma meteórica en el sector público, motivo por el cual se mareó pronto y mucho, con las sabidas consecuencias.

Nadie en su sano juicio pensaría que un modesto analista de medios, o sea hacedor de una síntesis como hay muchos, pasará de recortador de notas de diarios jarochos y nacionales, -primer encargo que le dio Fidel Herrera-, llegara a gobernar su estado. Quien mantuvo esa candidatura incluso en contra del CEN tricolor y a favor de Javier fue el de la “fidelidad por Veracruz”.

Con excepción de su esposa Karime, que seguro sabía de dónde sacaba tantos recursos su marido para satisfacerle sus antojos caros, de los hijos ni hablar, ni citar sus nombres pues en poco tiempo serán adultos y no tienen por qué pagar, cuando menos, el costo de la pésima fama pública que su padre les hereda, en caso de que sea ciertas todas las acusaciones mediáticas que le cuelgan.

A primera vista, ni siquiera los tres hermanos menores de Javier,-Miguel, Eugenio y Cecilio-, deberían estar expuesto a los medios, a no ser que hayan sido copartícipes directos o indirectos de los hechos cometidos por el gobernador jarocho. Sin embargo, la prensa reporta que casi toda la familia se hizo de bienes que con sus sueldos normales jamás los podrían adquirir.

De todos los demás datos de la detención el sábado a las nueve de la noche en un municipio turístico de Guatemala es mejor no enredarlo más, pues con la cobertura que todas las televisoras nacionales dieron casi en forma simultánea a la de la detención de Javier Duarte de Ochoa es más que suficiente, incluyendo las opiniones de dirigentes partidistas de nuestro país.

Quien para variar desentonó en torno a este caso fue el dueño de MORENA Andrés Manuel López Obrador al señalar que la captura de Duarte de Ochoa tiene fines electorales, “para simular el gobierno que ataca la corrupción”. De llegar a encabezar la “mafia del poder”, al Peje se le podrían recordar muchas cosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here