Monreal dejará la Cuauhtémoc para revertir la crisis de la capital

0
66

CIUDAD DE MÉXICO- Gobernar la Ciudad de México no es ningún regalo, porque se encuentra en un muy mal momento, afirmó Ricardo Monreal, jefe delegacional de Cuauhtémoc, quién se prepara para cuando llegue el momento de asumir una candidatura a la jefatura del gobierno capitalino.

“Estoy preparándome para eso y actuando con mucha responsabilidad y seriedad para no generar expectativas falsas o soluciones mágicas. La ciudad está en mal momento, no es ningún regalo gobernar la ciudad, requiere mucha tolerancia, prudencia y sensatez”, afirmó al concluir la presentación de su libro “Una Visión Metropolitana Proyecto 2.5”.

Señaló que en caso de ser el representante de Morena podría abandonar su actual cargo frente a la demarcación Cuauhtémoc en septiembre u octubre de este año.

Acompañado de líderes empresariales, diputados locales y exfuncionarios de la Ciudad de México; Monreal precisó que el documento, que presenta siete ejes temáticos y cien propuestas para abordar problemáticas de carácter metropolitano, no forma parte de una plataforma electorera.

“Es una propuesta seria. Nadie puede negar que hacer dos años y medio afirme que iba a participar con Morena para inscribirme como candidato a jefe de gobierno, me he preparado. Toda mi articulación y experiencia la estoy tratando de atenuar para cuando llegue el momento, no me distraigo de mis labores”, expresó.

El documento es una hoja de ruta para diseñar políticas públicas para la megalópolis en materia de seguridad, movilidad, educación, medio ambiente, infraestructura, espacios público y los derechos de los capitalinos con una visión de 30 años.

“El horizonte 2050 para la Zona Metropolitana del Valle de México se vislumbra complejo, como ejemplo, tomemos la dinámica demográfica. En la Ciudad de México viven cuatro de cada 10 habitantes de la zona metropolitana”, mencionó el jefe delegacional.

La propuesta incluye revisar las tarifas del transporte público, las fotomultas, los créditos para la renovación del parque vehícular mayor a 15 años y concesiones de espacios públicos a privados.

También incluye la integración de un cuarto orden de gobierno enfocado en asuntos de la megalópolis y la creación del Banco de la Ciudad de México, que tendría a capacidad para financiar proyectos de la capital del país a través de la aplicación de distintos mecanismos crediticios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here