¿SEGUIRÁ?-. La vilipendiada Reforma Educativa entró en funciones el pasado 20 de agosto, fecha de inicio del presente año escolar 2018-2019, y dependerá de las autoridades del nuevo gobierno que entrará en funciones el inminente primero de diciembre, si esta reforma sigue o no.

Regresa la reprobación, asistencia del 70% mínimo del estudiante y muchas cosas más.

ANTECEDENTES-. Fue a principios de este siglo cuando una “genialidad” de las autoridades educativas de entonces, determinó eliminar la reprobación de alumnos, promoverlos al año escolar siguiente así no supieran los conocimientos del programa e incluso sugerir a los docentes no poner “taches” a los estudiantes dizque para no afectarlos sicológicamente.

Nada sirvió el que estas novedades fueran rechazadas de entrada por los profesores de grupo que sí trabajan y no se dedican a andar en manifestaciones. También hubo cuestionamientos por parte de padres de familia responsables que solicitaban al magisterio mayores medidas de disciplina y conocimientos para sus hijos. Nada procedió.

Obvio que también hubo padres de familia complacientes que vieron con buenos ojos que sus hijos pasaran sin mayores problemas al año escolar inmediato, hayan o no asimilado el mínimo de conocimientos. Incluso se dieron casos de alumnos que pasaban a segundo o tercero de primaria, sin haber aprendido a leer y escribir. Sucedía lo mismo con años subsecuentes.

Le expongo comportamientos generales de las escuelas públicas, principalmente de educación primaria, pero algo parecido sucedía en las secundarias; tanto de maestros como de alumnos o padres de familia. Pero debe reconocerse que en otros planteles públicos las exigencias académicas y de conducta se observaban puntualmente, con el apoyo de padres de familia.

La disciplina era algo más cuestionable pues algunos alumnos se sentían intocables ante medidas disciplinarias de los maestros. Se dieron casos de quejas ante la Comisión de Derechos Humanos por algunos padres que rechazaban exigencias docentes hacia sus hijos. Usted dirá que también hubo profesores que se excedieron y requerían sanciones de sus superiores. También las hubo.

AHORA-.Los cambios aterrizables a partir de este ciclo escolar en educación básica son: Los alumnos deberán aprobar Español y Matemáticas y de no hacerlo, no podrán ser promovidos al año escolar inmediato así hayan sacado buenas calificaciones. En cuanto a las asistencias, deberán ser del 70% mínimo.

Si el estudiante reprueba Español y Matemáticas no obstante el esfuerzo demostrado, el plantel programará “cursos de nivelación” en el periodo vacacional inmediato, con la finalidad de que pueda presentar un examen extraordinario para que el año escolar siguiente tenga la posibilidad de inscribirse en el siguiente grado. Estos son algunos de los muchos cambios anunciados.