CIUDAD DE MÉXICO.- La secretaria de la Función Pública (SFP), Irma Erendira Sandoval, anunció medidas de austeridad que contemplan desaparecer plazas en la administración que no han sido autorizadas, quitar la figura de asesores en la dependencias federales y una reducción de 30 por ciento a los gabinetes de apoyo así como en el gasto de insumos y viáticos.

Los ahorros que obtenga la administración federal serán canalizados a los incentivos fiscales para reestructurar a Pemex. y la SFP puntualizó que no se tratan de recortes o despido de personal, sino de plazas que están vacantes, pero que se convirtieron en un lastre presupuestal.

En un mensaje a medios, la titular de la SFP  y el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Carlos Urzua, anunciaron que antes del 31 de mayo deberán ser devueltas las plazas no autorizadas a Hacienda, así como gestionar la cancelación de los espacios ante la SFP antes del 30 junio de 2019, según el contenido de un  memorándum firmado por el Presidente de la República y que ambos funcionarios dieron a conocer.

Sandoval dijo que se eliminarán las plazas identificadas como de Dirección Adjunta, las cuales calificó como «injustificadas» y que fueron creadas desde la administración de Felipe Calderón.

Las medidas de austeridad advierten que solo podrán contar con choferes el Presidente de la República, los secretarios de Estado y subsecretarios, según lo previsto en la Ley Federal de Austeridad, del mismo modo no se contempla la compra arrendamiento de vehículos para servidores públicos.

La titular de SFP anunció que los delegados federales al interior de la República no podrán contratar personal de confianza para acompañarlos en su labores sino que tendrán que apoyarse con los trabajadores de base.

El Secretario de Hacienda, Carlos Urzua refirió que el memorándum signado por el Ejecutivo Federal contempla reducciones del 30 por ciento en pago de viáticos para funcionarios, compra de materiales de impresión, reproducción, papelería, lubricantes para vehículos y combustibles para equipos de producción. Las reducciones en el presupuesto también contemplan disminuciones en el pago de boletos de avión para viajes nacionales a mandos de dirección.

Mientras que para los viáticos en el extranjero, gastos de alimentación de directores, pasajes de avión internacionales, arrendamiento de vehículos y pago de servicios de celular, los servidores públicos deberán ajustarse a una reducción que alcanzará al 50 por ciento en comparación con lo ejercido el año pasado.

En Comunicación Social, Urzua anuncio una reducción de 30 por ciento en el pago de difusión de mensajes sobre actividades de Gobierno, productos o servicios, así como de servicios de monitoreo.

Quadratín México