CIUDAD DE MÉXICO.- José Ramón Amieva, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, afirmó que “sería una injusticia” separar de su cargo al secretario de Seguridad Pública Raymundo Collins tras los hechos de este domingo en San Juan Ixhuatepec, que derivaron en un bloqueo carretero de casi 24 horas de duración y varios enfrentamientos.

De acuerdo con El Financiero, el mandatario señaló que la Procuraduría General de justicia capitalina ya abrió una investigación y se actuará contra los policías que hayan cometido excesos al ingresar a territorio mexiquense.

Además, destacó que se entabló diálogo con habitantes de San Juanico para conocer la situación tras las acciones policiacas, y garantizó que los afectados “recibirán apoyo económico para atención médica, para la reparación de viviendas, vehículos y otros bienes que hayan resultado dañados”.

La versión oficial señala que elementos de la SSP capitalina atendieron una denuncia de asalto a una gasolinera y persiguieron al presunto responsable, logrando su detención en las inmediaciones de San Juan Ixhuatepec. Instantes después, un grupo de taxistas habría intentado rescatar al presunto asaltante, provocando un enfrentamiento entre policías y habitantes.

Ya en las primeras horas del lunes, los pobladores bloquearon la autopista México-Pachucha en protesta por la incursión. Tras casi 24 horas, elementos de la Policía Federal desalojaron a los inconformes en un operativo que no registró mayores incidentes.