CIUDAD DE MÉXICO.- Este día, la lucha libre mexicana se vistió de luto con el fallecimiento del luchador César Cuauhtémoc González Barrón, mejor conocido en el mundo del pancracio como Silver King.

Quien fuera hijo de luchador Dr. Wagner (Manuel González) y hermano de Dr. Wagner Jr., debutó en 1985, de acuerdo con crónicas de la época y revistas especializadas en el deporte-espectáculo.

Dos años después y tras de un fuerte pique con el Hijo del Santo, perdió la máscara de Silver King con el plateado, el 13 de noviembre de 1987 en el Auditorio de Tijuana.

Ya sin la tapa, formaría una de las parejas más formidables del pancracio nacional junto al ya fallecido Juan Conrado Aguilar, El Texano, siendo campeones de parejas nacionales y de diferentes empresas.

Silver King también fue uno de los luchadores que integró la camada de mexicanos que reinaron en la lucha libre de los Estados Unidos en los años 90, concretamente con la empresa WCW, gracias a su estilo completo y espectacular.

«El Fabuloso», como también se le llamaba, portó otros personajes como Silver Caín, Bronco, Black Tiger III (tapa que perdería en 2004 contra L.A Park) y Ramsés, personaje que encarnó en la película de comedia Nacho Libre y con el cual, incluso luchó en algunas arenas del país.

Silver King perdió varias veces la melena en duelos de apuestas, pero también ganó muchas de gran prestigio, como las cabelleras de La Fiera, Zandokan, Ari Romero, Scorpio, así como las máscara de los Can-Am Exprés (junto a Texano).

Para desgracia de deporte de los costalazos, una de sus figuras más destacadas falleció este sábado en Londres, Inglaterra, víctima de un infarto mientras luchaba contra Juventud Guerrera.

Descanse en paz.