¿Qué pasa AMLO?

CAMABIA.-  Todos recordamos sus dichos y su jefe de prensa César Yáñez lo hace hasta con fechas y lugares; pero así sea su amigo, usted no negará que Andrés Manuel López Obrador, como todo buen ex priista, cambia de opinión, por convicción o interés, pero el viento regresa los dichos.

Antes, “con el PRD ni a la esquina”. Ahora,” que el PRD ya dé el paso para unirse a MORENA”.

La última frase no es textual pues en un momento la dirigió al PRD en ambiguo y en otro a la dirigente Alejandra Barrales, tan pronto ésta sacó de su ronco pecho la posibilidad de ir juntos con MORFENA para la presidencial del 2018. No dude que el pronunciamiento de la Barrales causó más molestia que beneplácito pero allá ella, seguro pronto dejará el cargo.

¿A qué se deberá el cambio de opinión del peje acerca del PRD y una posible alianza?.  Esto porque el tabasqueño se cansó de denunciar al PRD, léase gobernantes, senadores, asambleístas  y diputados locales, como parte de la “mafia del poder” a la que no puede ni ver hasta que llegue el momento, -si es que llega-, de encabezar él mismo esa “espantosa” x, perdón, oportunidad.

Esperando no herir sus susceptibilidades, máxime por el hecho de ser mujer, doña Alejandra Barrales transpira esa fuerte debilidad y todavía se recuerdan sus primeras conferencias como presidenta perredista, teniendo a sus espaldas a su apuntador Jesús Zambrano Grijalva, que sin el menor pudor le murmuraba al oído lo que tenía que declarar a los chicos de la prensa.

Tan débil su presencia como la de la candidata morena al gobierno mexiquense Delfina Gómez, cuando en los eventos, -por cierto costosos por los muchos acarreados-, no tiene a su lado a su hacedor Andrés Manuel. Siguiendo con actos masivos, la panista Josefina Vázquez ha encabezado dos y ha hecho uso de la palabra, en este periodo cuando todos deben callar de acuerdo a la ley.

AUREOLES.- Una de las voces disonantes de Alejandra Barrales es el gobernador Silvano Aureoles quien dijo que el PRD no se arrodillará ante nadie, seguro refiriéndose al peje. Aureoles no ha sido el gobernador que Michoacán necesita para avanzar, pero como aspirante presidencial perredista cuando menos puso un alto a la Barrales. Otros piensan lo mismo pero no lo hacen público.

Por si ese cisma perredista fuera poco, la Barrales no resuelve del todo el tema senatorial del veleidoso interesado Miguel Barbosa, su colega senadora Dolores Padierna y el “nuevo” coordinador Raúl Morón. Detrás de esta pelea hay millones de pesos, el motivo real de la pelea.

No hay comentarios

Dejar una respuesta