GUADALAJARA, Jal.- Dejan dinero, pero más basura.

Después de una noche muy ajetreada en Guayabitos, Nayarit, las calles del pueblo quedaron hechas un asco, montones de basura por doquier y al parecer los turistas que asisten a este destino turístico no tienen la menor idea de lo que es la conciencia.

Las calles lucen extremadamente sucias y los cerros de basura indican que no hay el menor indicio de educación de los vacacionistas quienes no tienen en cuenta el daño que hacen al tirar la basura al piso.

Mucha de esta basura va a dar al mar y como consecuencia la fauna marina muere por esta mala costumbre de algunos paseantes que eligen los destinos de playa pero que no tienen bien claro que cuidar el ambiente depende de todos.