KENTUCky.- El grupo de música norteña Los Tucanes de Tijuana, ofrecían un concierto en Lexington, Kentucky, cuando de repente alguno de los asistentes lanzó al vocalista Mario Quintero una botella que lo golpeó en la cabeza ,

De inmediato la presentación del grupo mexicano fue detenida para auxiliar rápidamente a al artista, quien tras tocarse la cabeza observó su mano llena de sangre. Por fortuna, la lesión no fue de gravedad.

Tras el incidente, la agrupación ofreció disculpas al público en el show por no quedarse hasta el final tras el ataque contra el vocalista.

“Les pedimos una disculpa por no haberlos podido atender hasta el final del show y tomarnos fotos con ustedes tal y como acostumbramos a hacerlo en cada evento”, dijeron.

“Pero lamentablemente no nos fue posible. Nos veremos el próximo año, primero Dios. Que Dios me los bendiga siempre”, agregaron.