CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez de control vinculó a proceso al párroco Francisco N, por su participación en el asesinato del seminarista Leonardo Avendaño, ocurrido hace unas semanas en la Ciudad de México.

Ante las protestas de feligreses a las afueras de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ), las autoridades presentaron las pruebas suficientes para involucrar al religioso en el homicidio.

De acuerdo con la primera audiencia, un celular fue clave para inculpar al sacerdote, quien lo habría dejado en la camioneta donde apareció el cuerpo del estudiante.

El religioso permanecerá detenido en el Reclusorio Oriente, en espera de su sentencia.