CIUDAD DE MÉXICO.- De conformidad con la Política Tarifaria autorizada por el Gobierno de México para los bienes y servicios, el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) ajustó en  4.8 por ciento promedio las tarifas de los caminos y puentes concesionados a ese fideicomiso.

Sin embargo, en muchos casos será mucho mayor.

Por ejemplo, la de México a Acapulco cuesta desde este viernes 555 pesos, cuando hasta el jueves 31 de enero el automovilista pagaba únicamente 468.

Y solicitó a Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), como operador, que a partir de las 00:00:01 horas del 1 de febrero de 2019 se aplicaran las tarifas autorizadas en las plazas de cobro de cada camino y puente de cuota del citado fideicomiso.

El ajuste tarifario, añadió Capufe en un comunicado, permitirá mantener constantes en términos reales dichas tarifas, ya que es equivalente a la inflación registrada y cumplir con los requerimientos de servicios en la operación de los tramos carreteros.

Por razones de redondeo se tiene una variación en el ajuste específico de la tarifa de cada tipo de vehículo respecto del incremento promedio.

Los recursos recaudados por peaje de las autopistas integradas en la red concesionada se emplea para cubrir los gastos asociados a la operación y conservación, así como para otorgar apoyos financieros para el desarrollo de proyectos en los sectores de comunicaciones, transporte, agua, medio ambiente y turismo, en beneficio de la población.

 

Quadratín México