Primer caso para el Fiscal “no-carnal”

0
44

Dolido aun por la sopapina recibida, con el orgullo lastimado y la mirada a las alturas de la recientemente  instalada presidencia de la Cámara de los Diputados, el viejo priista murmura:

–El primer caso del nuevo fiscal, designado cuando aprobemos la iniciativa del Presidente Peña para no pasar en automático al Procurador, sea quien fuere, debería ser una investigación de la riqueza de Ricardo Anaya. Sería una buena forma de probar su autonomía”.

Pero Anaya –obviamente–, no piensa de esa forma.

Llega a la Cámara de los Diputados y como José Tomás al salir de la plaza de Las Ventas, pasea orgulloso en hombros de los suyos con las orejas y el rabo conquistados, aun cuando niega en la conquista de San Lázaro; la demolición del Raúl Cervantes y el estímulo a las organizaciones de la sociedad civil, con cuyo concurso pretende modificar la Constitución (102), como una medalla personal.

Modestamente dijo, como argentino “sencillito”… “no es un triunfo mío… es de México.”

“(apro).- El presidente del PAN, Ricardo Anaya, se presentó en la Cámara de Diputados para celebrar que haya sido eliminado el “pase automático” del procurador Raúl Cervantes a fiscal general y aclaró que no se trata de una “medalla personal”, sino un triunfo del Frente Ciudadano por México que se integró este lunes.

“Exultante, sonriente, Anaya atestiguó la instalación de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados tras obtener el compromiso del PRI de eliminar el “pase automático” de Cervantes para que sea el primer fiscal general por nueve años, lo que consideró una victoria también de la sociedad civil.

“El presidente panista felicitó a los legisladores del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano y destacó que, ahora que se terminó la batalla por cancelar el pase automático, lo siguiente en la agenda es ir por la propuesta que ayer propusieron organizaciones de la sociedad civil, para reformar a fondo el artículo 102 constitucional”.

“Finalmente, lo que sigue es que haya un proceso verdaderamente abierto, transparente, para elegir al próximo fiscal general de la nación, una persona que no milite en ningún partido político, que tenga capacidad técnica comprobada, pero, sobre todo, que tenga una solvencia moral incuestionable”.

–¿Qué respondes a quienes puntualmente dicen que tú avalaste en su momento este pase automático?

–Lo que han tratado ellos es de engañar, no me voy a enredar en sus argumentos. En 2013, la cámara de origen fue la Cámara de Senadores, la minuta llegó aquí a la Cámara de Diputados, era una reforma muy amplia, que incluía reelección de legisladores, que incluía la autonomía del Coneval, que incluía la paridad en todas las candidaturas, que incluía la autonomía de la PGR y traía ese dardo envenenado. La Cámara de origen fue el Senado”.

Pues la cámara de origen fue el Senado, pero el “dardo envenenado” no lo fue sino hasta cuando Anaya necesitó una escapatoria ante las revelaciones de una riqueza inexplicada. Entonces se acordó del dardo, la ponzoña y su voto favorable. Y esta bien. Cuándo se ha visto en alguna parte del mundo a un político lineal.

Ricardo Anaya, para usar palabras de William Manchester, cuando define a Lyndon Johnson, es esa clase hombre para quien la forma más simpe, de unir dos puntos no es una línea recta sino un túnel.

Pero la tenaza  preelectoral contra el gobierno no es con el Frente Amplio únicamente. También presiona, y fuerte, la sociedad civil y sus muchas organizaciones alineadas en el empeño de la fiscalía, las cuales en bloque se comportan como un partido pol

ítico sin necesidad de registro:

Veamos esta nota complementaria de los esfuerzos, exitosos, de Anaya:

“Organizaciones de la sociedad civil, aglutinadas en los colectivos #VamosporMás y #FiscalíaqueSirva, entregaron al presidente del Senado, Ernesto Cordero, un proyecto ciudadano de reformas al artículo 102 constitucional para cerrarle el paso al “pase automático” del procurador Raúl Cervantes a ser titular de la Fiscalía General de la República.

“Encabezados por el director de Transparencia Mexicana y por el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, plantearon que la designación del fiscal general se dé mediante un procedimiento público en el que participen el Ejecutivo federal y el Senado, pero que sea acompañado por organizaciones de la sociedad civil.

“Debemos asegurar que la Constitución garantice la plena autonomía a la Fiscalía General de la República, así como independencia y eficacia”, enfatizaron los ciudadanos”.

#VAMOSPORMAS. Claro, van por más: van por el Poder. Así, con mayúscula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here