MORELIA, Mich.- Peñafiel, el agua mineral de la compañía Keuring Dr. Pepper, detuvo su producción en México y tiene una alerta de importación en Estados Unidos, tras detectarse altos niveles de arsénico, un metal altamente tóxico.

Un estudio realizado por la revista estadounidense, Consumer Reports, a 130 marcas de bebidas, reveló que en 11 de ellas había cantidades detectables de arsénico, pero que seis contenían niveles de tres partes por billón o más.

Estas marcas son Starkey (propiedad de Whole Foods), Peñafiel (propiedad de Keurig Dr Pepper), Crystal Geyser Alpine Spring Water, Volvic (propiedad de Danone) y dos marcas regionales, Crystal Creamery y EartH₂O.

Quadratín Oaxaca