PAN-PRI-Morena

0
39

DICHARACHEROS-. Por los reportes y crónicas de reporteros que cubren las precampañas de los precandidatos, siguen ausentes las ideas y propuestas de fondo, a cambio de dichos y frases que sólo son buenas para cabecear las notas en algunos casos, en otros ni eso.

También se detectan algunas inconsistencias o para escribirlo claro, mentiras.

CHEQUEO MÉDICO-.A la propuesta y petición del neo priista José Antonio Meade a sus colegas contendientes en busca de la misma chamba, hubo respuestas muy al estilo de los contendientes y de los partidos a los que pertenecen, por lo que de originalidad tienen muy poco.

Recordando quizá sus años mozos el panista Ricardo Anaya primero reta a Meade para ver si pasa la prueba pero al día siguiente propone que se haga un “examen de conciencia”, ejercicio inequívoco de las congregaciones religiosas, como parte de los “ejercicios espirituales” a los que se someten, voluntaria o involuntariamente en sus cofradías.

Como cambio más notorio, el morenista Andrés Manuel López Obrador ha dejado de llamar “pirrurris” a los “güeritos” Ricardo Anaya y José Antonio Meade, ahora los llama “fresas”, un sustantivo adjetivado de los años sesentas y setentas, cuando surgió en nuestro país la fiebre del rock y las mujeres que se resistían a esa moda y a la minifalda se les llamó “fresas”.

El tabasqueño no se queda ahí, sugiere al neo priista Meade hacerse acompañar de varios personajes del partido y del gobierno para levantar. Le sugiere lo mismo al panista Ricardo Anaya, incluyendo en su lista de acompañantes a personajes de la talla del jefe Diego. Como verá, el peje ha tomado muy en serio su papel de asesor gratuito de sus colegas precandidatos.

En cuando a Pepe Meade parece ser que no está bien arropado y menos en lugares donde se supone un mayor esfuerzo tricolor para demostrar unidad. Caso concreto se vivió ayer en Yucatán donde el juniorismo priista reverdece rápido en personas como Pablo Gambo jr, hijo del senador y también el virtual precandidato a gobernador Mauricio Sahuí.

Evidencia de no unidad tricolor fue la ausencia en el evento de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, ex senadora, ex secretaria general del PRI y frustrada aspirante a la candidatura que finalmente fue para Pepe Meade. Incluso Ivonne Ortega recorrió el país para dicho propósito y fue hasta el último día que declinó en favor del ex secretario de Hacienda.

Detalles como el anterior es lo que confirma lo señalado ayer en este espacio, en el PRI no todo es unión pero muchos se reservan esta opinión, máxime si se trata de personal que labora en el tricolor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here