PUEBLA, Pue.- Por la tortura contra la periodista Lydia Cacho, se ordenó la detención del exgobernador de Puebla, Mario Marín, y el empresario Kamel Nacif.

De acuerdo con El Sol de Puebla, la orden de aprehensión contra el priísta se giró el 11 de abril, mismo día que los abogados del político tramitaron un amparo para evitar su arresto.

Según el medio, la decisión de procesar al exgobernador y Kamel Nacif se tomó como parte de la recomendación que emitió el Comité de Derechos Humanos (CDH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), sobre el caso de la periodista.

Lydia Cacho secuestrada por elementos de la policía de Puebla en 2005, tras revelar un audio en el que Mario Marín acuerda con Kamel Nacif el pago de servicios de prostitución con menores.

La escritora reveló en el libro Los demonios del Edén la red de trata de personas que operaba Nacif desde Quintana Roo, razón por la cual se le detuvo por difamación.

Sin embargo, la culpabilidad de Nacif se probó y, tras la intervención de organismos internacionales en materia de derechos humanos, Cacho demostró que fue torturada por elementos del Estado mexicano, lo que se tradujo en una disculpa pública otorgada hasta enero de este año.

Hasta el momento no se ha confirmado la existencia de la orden de aprehensión y la comunicadora se negó a hacer comentarios al respecto.

Con información de El Sol de Puebla