CIUDAD DE MÉXICO.- Los avances en la investigación sobre el plagio y asesinato del joven estudiante de  la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo, señalan dos posibles lineas de investigación.

Una es la posible participación de un grupo delictivo dedicado al secuestro conocido como Las Pelonas, el cual opera en la zona básicamente al sur de la Ciudad de México, donde él fue levantado.

Y la otra linea sobre la cual trabajan los peritos llevaría a personas allegadas a propio Norberto, un fenómeno que ocurre con bastante frecuente entre las víctimas de pérdida de libertad y de vida.

Precisamente por esa cercanía muchas veces los plagiarios, explican expertos en diferentes casos, al sentirse descubiertos e identificados temen que los delaten más adelante y prefieren matar a sus víctimas.

“Todo lo que tiene que ver con el entorno inmediato, tanto de la familia, de la escuela, de sus amigos, eso lo hemos estado analizando. Lo tenemos que investigar y ellos lo saben”, explicó esta mañana la procuradora capitalina Ernestina Godoy.