QUERÉTARO, Qro.- No hay piedad contra «nuestros hermanos migrantes», como los denomina en sus discursos públicos el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En esta etapa de control absoluto, en cumplimiento del compromiso firmado con el gobierno de Donald Trump, no hay excepciones ni parte libre del territorio mexicano.

Hombres y mujeres extranjeros, entre ellos menores de edad, con situación migratoria irregular fueron asegurados por elementos de la Policía Federal en San Juan del Río.

Lo anterior, en un operativo realizado en Palmillas donde fueron ubicados en una casa los 146 migrantes.

Hasta antes de las 9 horas de este domingo, se desconocían los pormenores del aseguramiento, sin embargo, se conoce que en el operativo participaron elementos de la Policía Federal.

Los extranjeros asegurados en San Juan del Río serán trasladados a la estación migratoria en la Ciudad de México, al parecer, para deportarlos a su país de origen.