CIUDAD DE MÉXICO.- El próximo jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, adelantó que no se contempla otorgar estímulos fiscales a empresas, al menos durante el primer lapso del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

En declaraciones tras reunirse con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Romo explicó que “toda la parte de incentivos fiscales, ahorita no va a haber. Por lo pronto vamos a ahorrar, vamos a crear condiciones de confianza para que la inversión venga”.

El empresario dijo a El Financiero, que el próximo gobierno que encabezará López Obrador deberá enfocarse primero en reducir el gasto corriente para hacer más atractiva a la economía mexicana. “Ya una vez que tengamos la casa en orden, entonces ya podemos hablar. Si hubiese un plan emergente, lo platicaríamos con el Consejo Coordinador Empresarial”.

Por otro lado, señaló que el nombramiento oficial del tabasqueño como presidente electo les permitirá acelerar las tareas de transición con la actual administración, lo que incluye la elaboración del presupuesto para el año que entra.

“Se tendrá un análisis a detalle de dónde estamos y con base en eso el gabinete va a coordinar su nuevo presupuesto, lo va a aglutinar la Secretaría de Hacienda y ahí vamos a ver qué tanto margen de maniobra tenemos o qué tanto no”.

Finalmente, reconoció que no podrán destinar 1 por ciento del PIB al rubro de educación, ciencia y tecnología, tal y como lo prometió el tabasqueño.

“No vamos a comprometer algo que no podamos cumplir. Vamos a ver dónde estamos, identificar los sectores más importantes para que los escasos recursos que tenemos se inviertan en donde son más necesarios para poder concentrar lo poco en lo sustancial”.