CIUDAD DE MÉXICO.- Tras rumorarse que se encuentra mal de salud por acudir a un chequeo médico de rutina, Andrés Manuel López Obrador, rechazó que padezca alguna enfermedad que le impida realizar sus actividades.

El presidente electo señaló que dichas versiones son una campaña para desprestigiarlo.

De la misma forma, dijo que quienes especulaban sobre su estado de salud, ya no podrán “frotarse las manos”, pues se “van a quedar con las ganas”, ya que “hay presidente electo para muchos años”.