Nicaragua… Edomex

0
16

CASI ETERNO.- El ex guerrillero nicaragüense y hoy presidente por más de 20 años, en sus dos etapas, de nombre Daniel Ortega Saavedra, podría enfrentar pronto problemas iguales a los de Nicolás Maduro en Venezuela, por ese afán de sentirse insustituible, incluyendo a su esposa.

Las elecciones celebradas ayer en los 153 municipios fueron desairadas e irregulares.

HISTORIA.- En su primera etapa, converso de guerrillero a presidente, Daniel Ortega gobernó Nicaragua de 1979 a 1990, abrió un impasse y regresó al mismo cargo desde enero de 2007 a la fecha, por lo que sumando sus dos etapas rebasa los 21 años “sacrificándose” por servir a su pueblo. No contento, incluyó a su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta.

Las elecciones municipales de ayer, según reportes de cables informativos, se caracterizaron por dos cosas: un gran ausentismo que llegó al 70% y el desorden imperante en gran parte de las 153 municipalidades, llegando a actos violentos. Observadores electorales independientes anticipan una futura ola de inconformidades no obstante el férreo control del gobierno de Ortega.

El obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua Silvio José Báez fue elocuente al señalar “no voy a votar porque no confío en este sistema”. Nicaragua tiene una población de 6 millones 250 mil habitantes y un padrón aproximado a los 4 millones de ciudadanos pero dadas las inconformidades temen que pronto Nicaragua se “venezolice”.

EDOMEX.- Un día sí y otro también, el estado de México sigue dominando las notas policiacas de prensa, radio y televisión, exhibiendo la autoridad respectiva, una fuerte debilidad en materia de seguridad en los penales, algo que si bien no es nuevo, parece ser que se acentúa el poder de las bandas delincuenciales que desde dentro de los reclusorios hacen y deshacen.

Obvio que en el gobierno estatal hay un responsable directo que es el Secretario General de Gobierno, de quien depende la dirección general de readaptación social, la que por ley coordina o controla a las autoridades de los penales. Los hechos en cárceles del valle de México evidencian cuando menos dos cosas, confabulación de la autoridad o incompetencia.

Quienes arguyen que al mandatario Alfredo del Mazo le están midiendo su capacidad de gobernar pudieran estar en lo cierto pero insisto en que hay un responsable directo, quien por cierto las pocas veces que ha salido a los medios para afrontar problemas como los de los penales, ha dejado constancia de dificultades hasta en comunicación.

A siete semanas de haber arribado al cargo, Alejandro Ozuna Rivero tiene tiempo para ir aprendiendo, incluso en tiempos de adversidad como la inseguridad y violencia en algunos de los reclusorios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here