CIUDAD DE MÉXICO.- De 2015 al 2018, se otorgaron mil 73 permisos para importar gasolina, los cuales sólo habían vigentes 587 para el año pasado.

Por ello, la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle García, aseguró que en 2019 no se dará ningún permiso.

Salvo, claro, que lo firme ella.

En su participación durante la Segunda Reunión Plenaria de los senadores de Morena, detalló que de los permisos otorgados en la administración solamente se utilizaron 41, es decir, 546 no se utilizaron, por lo que tuvo que poner un orden en la dependencia a su cargo.

En cada permiso de importación, aseguró que se tendrá que saber de dónde procede la gasolina, a qué puerto llegará, cómo se va a desembarcar, a qué gasolinera va a llegar y en qué bomba se va a despachar.

“Desde que sale, de Asia o de donde la vayan a traer, o de Estados Unidos, hasta la bomba de Juan Aldama, Zacatecas, de dónde sea”, aseveró.

En el desabasto de combustible, la senadora con licencia dijo que tenían que ponerse firmes pues llegó un momento en el que el golpeteo político fue “patria o muerte”.

Por otro lado, admitió que la crisis más grande que arrastra México es la del gas, pues se tiene una dependencia muy grande, pues antes fluía del Sur al Norte y ahora al revés.

La titular de la Sener destacó una ventaja que se tiene en este momento, que el gas en Estados Unidos está muy barato y se está suministrando a precio bajo.

Sin embargo, como se mueva el mercado internacional alertó que en un futuro puede incidir en el desarrollo en el caso de un aumento en el precio.

Quadratín México