Ni gasolina ni esperanza: simplemente no hay

23

CIUDAD DE MÉXICO.- No se ve el final.

La gasolina no aparece y cada momento son más gasolineras cerradas por escasez del producto.

Las filas son enormes en los pocos lugares donde se encuentra de la Ciudad de México, mientras crece la desesperación.

A su vez, los empresarios se declaran dispuestos a ayudar, pero el gobierno se limita a llamados de cordura y declaraciones de no ceder a presiones.