POR LOURDES AGUILAR y VIRGINIA PEREZ/México Informa

CIUDAD DE MÉXICO.- “Tras reconocer que la economía mexicana crece poco, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que no hay ni asomo de recesión. Nuestros adversarios del Gobierno y analistas se van a quedar con las ganas de ver un panorama negativo en lo financiero”, sentenció el mandatario en el informe de sus 100 días de gobierno.

Ante la presencia de su gabinete presidencial, gobernadores, empresarios, senadores y diputados, el jefe del Ejecutivo, dijo que “La economía esta afortunadamente en marcha, aún crece poco, pero no hay ni asomo de recesión como quisieran nuestros adversarios o como pronostican, de mala fe, los analistas. Se van a quedar con las ganas”.

Por qué dijo se tienen indicios de que tan solo en el último mes se crearon 220 mil 628 nuevos empleos, y que la recuperación del poder adquisitivo del salario está mejorando el consumo interno.

López Obrador dijo que el sector privado ya le expresó su apoyo, y que contrariamente a lo que argumentan los conservadores y sus adversarios, “vamos a crecer, porque habrá promoción para el desarrollo”.

Recordó que recientemente, junto con el sector empresarial y los representantes de trabajadores incrementaron el salario mínimo en un 16 por ciento.

Reiteró que su gobierno acepta el reto de lograr un crecimiento económico anual de 4 por ciento durante el sexenio, el doble de lo que se alcanzó en administraciones pasadas. “Acepto el reto porque hay confianza entre inversionistas nacionales y extranjeros”,