CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, pidió al futuro titular de la Secretaría de Hacienda del gobierno electo, Carlos Manuel Urzúa, que elimine el Ramo 23 en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación de 2019.

Mejor conocidos y muy cuestionados como “los moches”, fueron impulsados por el Partido Acción Nacional (PAN) en la Legislatura antepasada, cuando Ricardo Anaya era coordinador de la bancada azul en la Cámara de Diputados, y sirvió para favorecer administraciones panistas a cambio de esas comisiones para legisladores.

“Pedirles a nuestros invitados del día de hoy, al doctor Carlos Urzúa, que terminemos con el Ramo 23 de una vez por todas”, expresó Delgado Carrillo durante la instalación de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública que preside el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar.

A dicha instalación acudieron como invitados especiales, además de Urzúa Macías y Delgado Carrillo, Arturo Herrera Gutiérrez y Gerardo Esquivel Hernández, propuestos como subsecretario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y subsecretario de Presupuesto de la misma dependencia, respectivamente.

“Tenemos el firme compromiso de terminar con ‘los moches’, que no se vuelva a repetir esa noche de los cuchillos largos en la que se aprueba el Presupuesto de Egresos, donde se reparten prebendas y surgen múltiples proyectos sin sustento que terminan yéndose por el caño de la corrupción y el desperdicio”, manifestó el también coordinador de los diputados de Morena.

Delgado Carrillo puntualizó que el Ramo 23 considera también partidas específicas, como el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), por lo que se tendría que “hacer una reingeniería presupuestal”.

“Sería bueno, en aras de la transparencia y de terminar con esta práctica (de los moches), que se hiciera una reingeniería presupuestal para terminar con este ramo que tanto desprestigio ha dado a esta Cámara de Diputados y al país en su conjunto”, manifestó.

El líder parlamentario indicó que los diputados de Morena ven “con muy buenos ojos” los anuncios del presidente electo de privilegiar la inversión en infraestructura; en programas sociales para jóvenes y personas adultas mayores, así como en la reactivación del campo.

Asimismo, apoyan su propósito de establecer una zona libre en la frontera, de no aumentar los impuestos, de detener el excesivo endeudamiento del país y los incrementos a los precios de los combustibles.

Urzúa Macías afirmó que la propuesta de Presupuesto de Egreso de la Federación (PEF) 2019 se deberá entregar a más tardar el 15 de diciembre para que se apruebe antes de que termine el año, y estará muy bien hecha.

“La iniciativa que les mandemos estará muy bien hecha, estamos mirando con lupa cada uno de los rubros del gasto, en particular los programas sociales y los gastos de inversión, obviamente siempre teniendo en cuenta la enorme desigualdad regional que hay en el país”, dijo.

De acuerdo con el próximo secretario de Hacienda, en esa cámara se está trabajando “porque el presupuesto del año que entra contenga una austeridad republicana, esa por la que la gente votó”.

También informó que el equipo de prensa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estará conformado por cinco integrantes, “habrá cinco personas y nada más que cinco personas”.

Delgado Carrillo anunció que en los próximos días se planteará la propuesta del diputado Ramírez Cuéllar de realizar una convención nacional hacendaria, a fin de que los criterios de austeridad se compartan con los gobiernos estatales.

El gran reto para el paquete fiscal 2019 será sin duda demostrar que la responsabilidad fiscal y social no son incompatibles, y que el PEF puede ser un instrumento de transformación del modelo económico del país, finalizó.