PUEBLA, Pue.- La tradición sigue sin cambio.

Donde pierde, los seguidores de Andrés Manuel López Obrador impugnan los resultados y toman la calle para demandar la entrega del triunfo a sus candidatos.

El turno toca a Miguel Barbosa, candidato derrotado del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quien se manifestó en esta capital en silla de ruedas.

El tema apenas ha superado a los órganos estatales y falta la calificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el cual será definitivo.