CIUDAD DE MÉXICO.- No saben siquiera qué es la regulación de energía ni cuáles son sus funciones, pero la bancada senatorial del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) avaló a ignorantes para dirigir la Comisión Reguladora de Energía (CRE) simplemente porque los recomendó Andrés Manuel López Obrador.

De nada sirvió el bloque de la oposición, cuyos legisladores reclamaron sentido común para llevar a un organismo fundamental a quienes garanticen una política sectorial adecuada

A continuación la nota de Quadratín:

Con el voto en contra del bloque opositor del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano, incluidos el senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza y Lilly Téllez, de Morena, el Pleno del Senado de la República aprobó el dictamen de idoneidad de aspirantes a ocupar las cuatro vacantes en la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

En sesión de este jueves, el Grupo mayoritario de Morena y aliados se impuso ante la minoría para aprobar el dictamen, pese a que el presidente de la Comisión de Energía, Armando Guadiana Tijerina Santana (Morena), admitió que algunos perfiles cuentan con poca experiencia en la materia.

La votación para aprobar el dictamen de las 11 personas que integran las cuatro ternas, presentadas por el Ejecutivo Federal, registró la votación en contra de 19 de 24 senadores del PAN, 11 de 14 senadores del PRI, siete de ocho de Movimiento Ciudadano, cinco del PRD. Cinco de seis senadores del PVEM se abstuvieron.

“En esta comisión se recibieron todos los candidatos, unos con poca experiencia, quizá, con menos edad, jóvenes, y otros con una edad y una experiencia a toda prueba, sobre todo en materia de conocimiento y manejo de hidrocarburos”, aceptó el senador de Morena, Tijerina Santana.

Refirió que en la CRE se maneja tanto la revisión de contratos que se realizan sobre el tema de energía eléctrica, que a través de Comisión Federal de Electricidad o de las subastas que se realizan en Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), o bien también en temas que manejan las gasolinas,  los derivados o refinados del petróleo, y en materia de gas natural y diferentes gases que integran integrados de la molécula de carbono e hidrógeno.

El dictamen excluyó a un candidato del paquete y por recomendación de la secretaría técnica de la Comisión no se eliminaron otros para evitar controversias constitucionales o amparos. Se remitió a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para construir los consensos para elegir solo a uno de cada terna e integrar el consejo.

La senadora de Morena, Gloria Sánchez Hernández lamentó que en las comparecencias, “por la mala fe o por el interés político de posicionar ideologías o intereses”, fue penoso cómo se trató de exhibir a los sustentantes como ignorantes.

“Cómo se hizo uso del sarcasmo, de la burla, de la risa, cosas que la prensa aprovechó divinamente, cosas que la prensa difundió como lo más importante de este proceso”, criticó sobre este proceso en la comisión. Rubén Rocha Moya, también de Morena, defendió la idoneidad de los 11 aspirantes desde el punto de vista que “seguramente al Presidente le queda claro que son honestos”.

“Creo que vale la pena que refrendemos la propuesta del Presidente, porque no tengo la menor duda que eso es lo que le conviene al país. No podemos seguir orientándonos por los perfiles que nos han fallado, me refiero a Emilio Lozoya, con todos los honores académicos y egresado de Harvard, y ahí tenemos Odebrecht y ahí tenemos su conducta frente al tema de la transparencia y de la corrupción, y me refiero a Montemayor, egresado del doctorado de Pensilvania, pues fue el Director General involucrado en el tema del Pemex Gate del 2000, aquellos mil millones de pesos desviados al sindicato para financiar la campaña del PRI”, fustigó.

La senadora del PAN, Xóchitl Gálvez Ruiz, justificó la votación en contra de su partido al señalar: “en mi pueblo, cuando alguien no sabía le ponían unas orejas de burro y hoy, si no sabes te hacen Comisionado”. D

ijo que no estaba de acuerdo aunque sabía el resultado de la votación y que Morena y aliados impondrían su mayoría. “Se puede ser honesto y también conocedor del tema; porque no se tomaron ni siquiera la molestia de estudiar”, refutó.

El senador del PRI, Mario Zamora Gastélum, advirtió que su bancada, en un acto de congruencia y responsabilidad, votaron en contra del Dictamen al considerar que los aspirantes tienen la obligación de conocer no lo básico, sino lo suficiente para el cargo, toda vez que no se trata de un lugar de aprendizaje, sino de aplicar el conocimiento y la experiencia para coadyuvar al desarrollo del sector y entender que su nombramiento no se trata solo de un capricho.