CIUDAD DE MÉXICO.- Morena es peor que la Santa Inquisición, dice el senador Alejandro Armenta.

Sabe de qué habla.

Impugnar la postulación de Miguel Barbosa le ha costado persecución, difamación y ahora lo quieren expulsar del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

No gustó a sus dirigentes en especial la presidenta Yeidckol Polevnsky, que haya impugnado un proceso viciado donde se le desplazó en Puebla.

-Solamente en la Edad Media y la Santa Inquisición hacían esto -dijo hoy el senador con licencia al periodista Manuel López San Martín en su noticiero Mesa Para Todos.

«Equivocadamente me quieren expulsar del partido», advirtió.

Sus reflexiones:

“Gané 4 de 5 indicadores generales en la encuesta”, elementos suficientes para hacerlo candidato para la elección extraordinaria poblana.

“Tres magistrados me dan la razón” y “conforme a la Ley, yo estoy actuando; todo el tiempo me he apegado a la Ley”.

Más aún:

«Los ministros no ratificaron a Barbosa.

Sigue la lucha, a ver con qué consecuencias.