¿Monreal perdió la dignidad?

0
66
Imagen Cuartoscuro

¿QUÉ SIGUE?.-Peor desaire ya no puede recibir el zacatecano Ricardo Monreal, el mejor conocedor que nadie de AMLO, por lo que ahora extraña que le pida al dueño de MORENA transparencia en las encuestas y repetir el ejercicio, esperanzado en salir ganador.

El desaire: “me importa más la gira que lo que diga Ricardo Monreal” declara el peje.

Las declaraciones las hizo López Obrador en gira por el norte del país, a propósito de la petición de  Monreal a Bertha Elena Luján, presidenta del Consejo Nacional de MORENA. Conocedor de sus derechos y obligaciones, pide hacer una encuesta base y dos encuestas espejo, para dilucidar a la persona ganadora de la candidatura a la jefatura de gobierno de la ciudad de México.

El aun delegado de la Cuauhtémoc podrá decir misa y pedir la luna y las estrellas, lo que jamás conseguirá es que se vuelva a hacer encuesta alguna cuyo resultado podría dar como perdedora a Claudia Scheinbaun, lo que nunca permitiría el tabasqueño por el simple hecho de evidenciar que en el primer ejercicio hubo mano negra, la suya, eso jamás.

Apenas el martes pasado Monreal era otro y dijo cosas esperanzadoras para los dirigentes de partidos caza candidatos al presumir que cinco de ellos lo habían invitado a aceptar encabezar los esfuerzos comiciales en la capital del país. Declaró también “con o sin MORENA seré candidato a la jefatura de gobierno, para eso me preparé, no hay plan B. Algo pasó pues el miércoles cambió.

Ante morenistas e izquierdistas, seguro del PRD, el zacatecano pidió no desconfiar de él, dijo que seguiría en MORENA, agradeció las invitaciones de otros partidos y el cambio más notorio fue pedir otras encuestas, con la esperanza de ganárselas a Claudia. De  entrada, la petición de Monreal parece imposible, de ahí el desaire del paje en el norte del país.

Al enterarse de la actitud declarativa del peje se ignora el camino y el discurso que emplee  Monreal, cuyo semblante empeora ante los pronunciamientos de la Schinbaun que le recuerda a su adversario que conociendo las reglas internas imperantes al interior de MORENA, debería aceptarlas y sumarse a ella. El divisionismo puede aumentar

Humillaciones peores no padeció Monreal ni en su partido de origen, PRI, donde simplemente en su momento se le informó que no sería el candidato a gobernador por su natal Zacatecas y punto, naciendo así su peregrinar gitano de partido en partido, PT y PMC, aun cuando lo hacía también por convenir a sus intereses personales y desde luego, por instrucciones del peje.

De seguir este distanciamiento, no habrá más obediencia a AMLO.   

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here