WASHINGTON.- Estados Unidos dio hoy el primer paso hacia el posible establecimiento de una fuerza militar espacial, con la cual buscará extender más allá de la estratósfera su dominio en ese ámbito.

El vicepresidente Mike Pence justificó la decisión al asegurar que por años Rusia, China, Corea del Norte e Irán han buscado desarrollar armas para nulificar desde tierra los satélites que soportan la red de comunicaciones y navegación de Estados Unidos.

En un evento realizado este jueves en El Pentágono, donde estuvo presente el secretario de Defensa, James Mattis, el vicepresidente afirmó que frente a esta y una nueva generación de amenazas, “ha llegado el momento de escribir el próximo gran capítulo en la historia de nuestras Fuerzas Armadas”.

“Ha llegado el momento de establecer la Fuerza Espacial de Estados Unidos”, dijo Pence, siete semanas después de que el presidente Donald Trump manifestó su intención de sumar esta rama a las cinco que conforman actualmente las Fuerzas Armadas, lo que inicialmente no fue bien recibido por Mattis.

Durante una audiencia en el Congreso el año pasado, Mattis expresó sus reservas sobre los beneficios de abultar la burocracia en el Pentágono con una nueva rama militar para enfrentar las amenazas del siglo XXI, además de considerar la idea limitada.

Pence anunció que el Departamento de Defensa publicará un informe en el que describirá las primeras etapas del plan del gobierno para implementar la directiva de Trump “y convertir su visión en una realidad”.

Explicó que el informe analiza las actividades espaciales de seguridad nacional dentro del Departamento de Defensa, e identifica los pasos concretos que la administración tomará para sentar las bases de un nuevo Departamento de la Fuerza Espacial.

Pence señaló que acciones como está constituyen pasos vitales para la defensa nacional y son un comienzo ante las crecientes amenazas de seguridad que Estados Unidos enfrenta en el espacio ahora y en el futuro.

“Como dijo el presidente Trump, en sus palabras, ‘no es suficiente tener simplemente una presencia estadunidense en el espacio; debemos tener dominio estadunidense en el espacio’, y así lo haremos”, aseveró.

La creación de una fuerza militar espacial sería la última medida en su tipo desde el establecimiento de la Fuerza Aérea en 1947, aunque la decisión última quedará en manos del Congreso, el único que tiene la autoridad para aprobar esta iniciativa.

En caso de que el Congreso lo autorizara, esta fuerza se incorporaría como la sexta rama de las Fuerzas Armadas, junto con la Marina, la Fuerza Aérea, el Ejército, el Cuerpo de Marines y la Guardia Costera.