CIUDAD DE MEXICO.- En el marco de la conmemoración del centenario de la Constitución Política, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, César Camacho, afirmó que la Carta Magna está vigente y vigorosa, lo que significa que está viva y fuerte, y sigue siendo síntesis de voluntades coincidentes.

Durante la ceremonia de develación del mural escultórico “Relieve que Conmemora el Centenario de la Constitución de 1917”, que incluye a los 219 diputados que participaron en la redacción y construcción de la Constitución, dijo que el texto constitucional contiene no sólo un proyecto de país, expresiones operacionales, reivindicaciones políticas y jurídicas, sino la fuerza normativa que fue el reflejo de un consenso logrado a pulso.

En la Plaza Central del Recinto Legislativo de San Lázaro, el también coordinador parlamentario del PRI señaló, en presencia del director del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias, Sadot Sánchez Carreño, que a lo largo de cien años la Constitución, siendo sustantivamente la misma, es “radicalmente distinta porque hemos sido capaces, los mexicanos, de ponerla a tono con la actualidad”. 

Ante el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva –con quien develó el mural– los coordinadores de las fracciones parlamentarias en el Recinto Legislativo de San Lázaro, legisladores y descendientes de los Constituyentes, sostuvo que en casi un siglo la Carta Magna ha tenido 699 reformas, de ellas 314, casi la mitad, en los últimos 20 años, es decir, en la época del pluralismo.

El líder de los diputados priistas precisó que de las 314 reformas constitucionales realizadas en la época del pluralismo, 147 han sido en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, el sexenio “más reformista de la historia contemporánea”.

En presencia de Patricia Galeana, directora del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, así como el escultor del mural, Ricardo Ponzanelli, César Camacho afirmó que como una expresión tangible, como un legado de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados, decidieron realizar un obelisco editorial, una colección imperecedera de 27 obras con 32 volúmenes, más de 11 mil páginas, trabajo que se elaboró en sólo ocho meses, y cuyo nombre es “La Constitución Nos Une”, del Consejo Editorial de la Cámara de Diputados, la cual fue presentada este día.

A su vez, Sadot Sánchez destacó las actividades que ha realizado la LXIII Legislatura, entre ellas el Seminario Internacional de las Fuentes Históricas de la Constitución de 1917, programó 12 diálogos constitucionales, suscripción de instrumentos de colaboración con diversos congresos estatales y universidades como el caso de Guanajuato, San Luis Potosí, Sonora, Baja California Sur, Coahuila, Jalisco, Tabasco, Guerrero, entre otros.

Además, la creación de la Academia y Gobierno y Derecho Parlamentario; la suscripción de convenio de colaboración con la Fundación Manuel Giménez Abad de Zaragoza; además, la obra “La Constitución Nos Une”, la profesionalización del quehacer legislativo con la Academia de Gobierno y Derecho Parlamentario y el mural.

En tanto, el diputado del PRI, Braulio Mario Guerra Urbiola, manifestó que la presente legislatura de la Cámara de Diputados ha tenido un trabajo prolífico en reformas, además de la herencia bibliográfica, que es una de las mayores aportaciones culturales que realizó. 

Por su parte, la legisladora Adriana Ortiz Lanza, presidenta del Consejo Editorial del Recinto Legislativo de San Lázaro, aseguró que en el primer año de trabajo de la LXIII Legislatura, se realizó un fecundo desempeño editorial y en diez meses se efectuaron 42 obras en 48 volúmenes y más de 160 mil ejemplares, de los cuales 22 títulos se suman a la colección “La Constitución Nos Une”.