CIUDAD DE MÉXICO.- El líder nacional del PAN, Marko Cortés aseguró que Donald Trump ya le tomó la medida al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al cuestionar los términos en que se dio la negociación entre ambos países para impedir el cobro de aranceles a productos mexicanos con el que había amenazado el mandatario norteamericano, pues aseguró que el único beneficiado fue el vecino país del norte.

En declaraciones a la prensa desde la sede nacional del partido, Cortés Mendoza exigió que se den a conocer la totalidad de los acuerdos alcanzados en las negociaciones, pues señaló que es lamentable enterarse por medio del propio Trump, que existen otras clausulas de las que no se han hablado.

En ese sentido, criticó el anuncio hecho por el canciller Marcelo Ebrard durante la conferencia mañanera de este lunes, donde informó que en 45 días se evaluará si México está cumpliendo con los compromisos adquiridos, lo que, dijo el panista, será para valorar de nueva cuenta si se imponen o no aranceles.

“Lamentablemente el gobierno de Estados Unidos ya le tomó la medida a López Obrador. Hoy lo que vimos es un sometimiento, a López Obrador, Donald Trump ya le agarró la medida y cada día le va a estar poniendo más requisitos. Ahora le dijo que si en 45 días esto no camina, regresan los aranceles ¡Qué pésima negociación! ¡Qué indigno para México! (…) El presidente de México, el canciller, están obligados a decirnos qué fue lo que acordaron, es absolutamente inaceptable que nos estemos enterando por el presidente de otro país, que existen otras clausulas y que poco a poco nos vamos a dar cuenta; nosotros merecemos saber la totalidad de los acuerdos, no verdades a medias, ni mentiras, qué  fue lo que acordaron y a cambio de qué”, reprochó.

Refirió que este tipo de acuerdos con plazos en materia arancelaria, solo afecta más la economía del  país, pues mantiene en incertidumbre a los sectores  productivos, maquiladores y transformadores,  respecto a cuáles van a ser las tasas arancelarias para poder exportar sus productos.

Cortés Mendoza cuestionó cuál será  el beneficio para México si las negociaciones fueron unilaterales y se está obligando al país a comprar productos del campo norteamericano,  así como hacer de México, dijo, el tercer país seguro para hospedar a los migrantes que esperen resolver su petición de entrada a Estados Unidos.

Asimismo, acusó que también se buscará utilizar a la Guardia Nacional como muro en la frontera sur de México, para contener la entrada de migrantes centroamericanos que van a Estados Unidos; en ese sentido, refirió que la Guardia Nacional fue creada para dotar de seguridad a la población, pero no para servir de policía migratoria.

“Nosotros aprobamos la Guardia Nacional como el instrumento que pidió el Gobierno de la República para brindarnos seguridad, hoy ya tenemos Guardia Nacional, es para disminuir el delito y la violencia, la Guardia Nacional no es policía migratoria, yo lamento profundamente cómo se ha dado todo este proceso (…) Es una pésima negociación porque México cedió en absolutamente todo, porque se lastimó la soberanía y dignidad del país, porque simple y llanamente aceptamos las condiciones que estaban pidiendo”, afirmó.

Mencionó que antes que ceder en las exigencias de Donald Trump y hacerlo su campaña. México hubiera potencializado sus capacidades productivas, de mano de obra, y valorado la ubicación geográfica estratégica del país.

Detalló que la alternativa hubiera sido explorar la posibilidad de poner también aranceles a los productos norteamericanos, y así la presión hubiera sido desde el interior de Estados Unidos por medio de sus propios congresistas, pues imponer un arancel es pasar el costo al consumidor final, lo que afecta también a la economía del país.

“Aranceles a un país lo que significa es: trasladarle el costo al consumidor del país que compra. Lo que tendríamos que haber hecho era simplemente poner también aranceles y también buscar un entendimiento justo y par, no sometimiento”, puntualizó.

Quadratín